SHANTALA, UNO DE LOS MEJORES REGALOS DE LA MATERNIDAD

Era un día de mayo del 2006, algunas de las mujeres de la comunidad tocaban instrumentos, una de ellas el armonio, otra la viola y todas sentadas en círculo cantábamos mantras, habían preparado unos deliciosos manjares, los regalos esperaban ser abiertos en el centro del círculo…. Era la celebración de mis 120 días de embarazo, (una tradición dentro de la comunidad de Kundalini Yoga), era la celebración a la feminidad y la creatividad en mí, (ojo, no esto no era un “baby shower”) ellas compartieron sus experiencias en la maternidad y me iban explicando por qué cada una me dio el regalo que me dio.

Uno de estos regalos fue el libro “Loving Hands” uno de los mayores tesoros que recibí ese día, se trata del método de masaje Shantala para bebés, recuerdo leerlo e imaginar a mi bebé en mis manos, sin poder esperar más por ese momento en que nuestros ojos se encontraran y el amor incondicional naciera para quedarse e inundar nuestro espacio.

El masaje a mi bebé se convirtió en una práctica constante, igual con mi segundo bebé, este roce piel con piel, este lenguaje sin palabras se convirtió en una de las conexiones más profundas entre mis bebés y yo.  Incluso anoche, cuando masajeaba la espalda de mi hijo (ya de 9 años y es el segundo), la sensación de cercanía brotaba de los dos, no sabría decir si en él, pero en mí, definitivamente trajo memorias de esos tiempos en los cuales, los dos apenas dejábamos de ser uno, y navegábamos nuestros primeros días de separación en este mundo físico a través de la conexión de la comunicación no verbal.

Cuando hablamos de apego, podemos hablar de dos tipos de apego:

  • El apego inseguro, que está basado en el miedo
  • El apego seguro, que se crea a través de la calidad de la comunicación no verbal

El masaje es una de las herramientas más efectivas, creo yo, en desarrollar la calidad de la comunicación no verbal. Aparte de eso se convierte también en una herramienta de juego, que puede combinarse con canciones y coordinación de movimiento, conforme los bebés empiezan a crecer.

Los beneficios son múltiples, desde ayudarles a dormir mejor, hasta crear una relación tan profunda, que cuando estén ya en las etapas de adolescencia se sientan cómodos pidiendo un abrazo cuando lo necesiten.

Y lo mejor de todo, no cuesta nada, todo lo que se requiere es atención, apertura y una gran simplicidad.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: