ESCUELA EN CASA UN ABANICO DE POSIBILIDADES

Con las circunstancias actuales, probablemente todas las familias que tienen niños y adolescentes en edad escolar, han tenido una experiencia cercana con lo que implica Escuela en Casa, trabajo agotador para la mayoría, que cuando parecía que había una esperanza de que la situación mejore, esta semana nos ha encontrado con nuevas medidas de restricciones por el COVID.

Si bien es cierto que la Escuela en Casa no es una experiencia que todas las familias están dispuestas a experimentar por voluntad propia, también es cierto de que en este punto que todas las familias lo hemos vivido de una manera u otra, tal vez es un buen momento para hablar del abanico de posibilidades que este sistema de educación presenta.

Obviamente para hablar de las posibilidades, tenemos que referirnos a los beneficios, uno de los mayores es la flexibilidad y la libertad de que cada estudiante pueda seguir su propio ritmo de aprendizaje.

En el campo académico podemos mencionar los siguientes beneficios:

  • Personalizar el currículo a las necesidades de tus hijos
  • Escoger lo que trabaja para cada niño
  • Crear un eficiente y efectivo sistema de aprendizaje con cada uno de tus hijos, por decirte un ejemplo, la manera en que tu primer hijo aprendió las tablas de multiplicar, probablemente no será igual a la de tu segundo hijo.
  • Prepararse para lo que verdaderamente les apasiona.

En el campo mental

  • Reducir la presión social que existe en el sistema regular
  • Desarrollo de autonomía e independencia
  • Estudiar por el deseo de aprender, más no por cumplir con los tests estandarizados o agradar al profesor o sus padres por las calificaciones.

En el campo social

  • Se desarrolla una cercanía dentro de la familia
  • Menos exposición a drogas, alcohol, sexo, bulling.
  • Lidiar con diferencias y estereotipos de diferente manera, las familias pueden ver de diferente manera el factor “nerd” y también aceptar niñas fuertes y niños sensibles, como un acto transformador de los estereotipos de género.

En el campo de la salud física

  • Quienes deseen dedicar más tiempo a sus deportes, lo pueden hacer sin la presión de que tienen que regresar para hacer tareas o no pueden entrenar porque tienen que ir a la escuela.
  • Priorizar las horas de descanso y dormir, se puede dejar que los niños se despierten naturalmente y ajustarse al cambio del reloj biológico en el cuerpo de los adolescentes, cuando empiezan a quedarse despiertos hasta más tarde.

En circunstancias especiales

  • Cuando la familia viaja mucho por cuestiones de trabajo, es posible seguir con el ritmo de estudios.
  • Si alguien en la familia está muy enfermo y se requiere de cuidados especiales y arreglo de horarios, la escuela en casa nos da esa flexibilidad.

En fin, los beneficios son muchos y nos permiten crear lazos más fuertes con nuestros hijos.

Las posibilidades nos esperan, si estamos como familia a asumir también los retos que vienen con ellas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: