VIDA EN PAREJA, LA MÁS DESAFIANTE PRÁCTICA DE YOGA

VIDA EN PAREJA, LA MÁS DESAFIANTE PRÁCTICA DE YOGA

Algunos de ustedes pensarán que no soy la más indicada para hablar de vida en pareja, dado que me divorcié hace unos años, bueno yo pienso que el escribir acerca de esto, ayudará a que aprendan de mis errores.

Yoga, viene de la palabra yugo que significa unión, pero unión de qué? Bueno de Yin-Yan, Femenino-Masculino, Mundo Físico-Mundo Etérico.

Cuando hablamos de yoga usualmente pensamos en posturas, relajación y meditación, a través de la cual logramos la fusión o unión de la parte nuestra material y aquella etérica. Y claro, con práctica podemos lograr esto, a la final, quien más tiene el control sobre lo que está dentro de nosotros, nadie más que nosotros verdad?… pero qué pasa cuando la vida en pareja viene y esta fusión no se da tan fácil como habíamos pensado, este ser completamente ajeno a nosotros en cuanto a hábitos, costumbres, cultura, muchas veces idioma nos toca el corazón y el mundo entero nos parece un cuento de hadas, hasta que la realidad nos pega y muchas de las veces bien duro.  Es exactamente ahí cuando tenemos que parar y analizar nuestra perspectiva en cuanto a la vida, pero sobre todo en cuando a nuestra perspectiva de lo que una relación de este tipo implica.

Tengo que confesar que en mi primera experiencia con el matrimonio me ajusté a cambios de tal manera que empecé a dejar de ser la persona que en realidad era, y mi excompañero creo que empezó a hacer lo mismo.  Pero no todo es malo, si decidimos aprender de nuestras experiencias. Si me preguntan, creo que la clave está en no abandonarte a ti mismo, sino en encontrar los ritmos de cada uno y respetarlos, saber cuándo decir algo y cuándo dejarlo ir, y sobre todo algo muy fundamental es estar presentes con tu pareja, entablar conversaciones que nos permitan conectarnos, no pasar la vida frente a la televisión o al teléfono, es muy mala idea, hablar mirándoles a los ojos a la otra persona, tener demostraciones de afecto y comunicación consciente, especialmente cuando no sientes ganas de hacerlo.

Si no me equivoco, en la última década me he pasado pensando, de dónde fue que vinieron todas estas historias de hadas, la realidad del matrimonio está muy lejos de ser un cuento romántico, literalmente puede poner tu sistema en shock, te cuestionas qué es lo que te comprometiste a hacer por el resto de tu vida, no se sentía como amor, o qué fue lo que creías que era amor.  Pero cuando me puse a ver mi pasado, tuve que reconocer que no era precisamente una experta en el asunto, nadie lo es, y todos venimos de relaciones sean de pareja o familia que han sido marcadas por comportamientos que van desde la necesidad/inseguridad hasta la victima/controlador, probablemente todos venimos a hacer un desastre cuando se trata de amor y si ese no es tu caso, que genial por ti.

Cuando finalmente dejé la idea de estar con alguien más, tuve el tiempo para finalmente estar conmigo, y empezar a amarme a mí misma. Eso es un proceso continuo, un viaje que nunca termina.  Y ahora que estoy nuevamente en pareja, encuentro que el trabajo que hice en mi antes fue muy importante para lo que estoy viviendo ahora.

El Amor Creativo, aquel amor que tiene energía, vitalidad y movimiento, quiere florecer, ser hermoso, transformarse y apoyarse.

A veces se siente como que están en medio de un volcán en erupción, pero cuando te detienes a pensar es tu ego, y cuando reconoces tu ego y el de él, y sobre todo tienes la voluntad de tomar responsabilidad por tus propias reacciones, esa es la mejor parte de la relación. No puedo depender en él para que me traiga felicidad, ni él puede depender en mi para que le traiga paz. Es importante, creo yo, continuar mirando nuestra parte en todo, para que el otro no tenga que sufrir innecesariamente.  Nos apoyamos el uno al otro en ser hermosos, amables, generosos y compasivos, y cuando nos olvidamos de hacerlo, nos hacemos un recordatorio el uno al otro para ser mejores. Y mientras continuamos construyendo confianza, esta capacidad de apoyarnos y desafiarnos cuando es necesario, hace que nosotros nos convirtamos en un verdadero “nosotros”.

HUMI HUM

BRAHAM HUM

NOSOTRXS SOMOS NOSOTRXS,

NOSOTRXS SOMOS DIOSXS

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: