CRIANZA CON APEGO EN LA ADOLESCENCIA

Cuando nuestros hijos son pequeños, nosotros controlamos cada aspecto de sus vidas.  Ellos no son lo suficientemente maduros para decidir por sí mismos, entonces necesitan nuestra guía y dirección. 

¿PERO QUÉ PASA CUANDO ELLOS LLEGAN A LA ADOLESCENCIA?

Ellos están ansiosos de más control sobre sus propias vidas, ellos están alejándose de nosotros para desarrollar su propia identidad y nuestras opiniones y pensamientos simplemente ya no sostienen el mismo valor ante sus ojos.

En algún lugar donde los caminos se cruzan entre nuestros adolescentes peleando por más autonomía y nuestro de deseo de seguir teniendo el control, ahí yace el campo de batalla.

Cuando eres padre o madre de un/a adolescente, debes escoger tus batallas sabiamente. Y a la larga, algunas batallas no valen la pena pelear, incluso si vas a ganarlas.

Pon tu orgullo a lado, pon abajo tu escudo de resistencia y deja que tu adolescente gane algunas batallas. No sólo estarás creando más paz entre ustedes dos, sino estarás fortaleciendo tu relación a través de renunciar a algo del control que tantas ganas les da a ellos de tener, bueno y en honor a la verdad, a nosotros también.

Aquí unas batallas que es mejor dejar ir, bueno, en mi opinión.

1.- Usar o no chaqueta cuando van a la calle, mi hija tiene la tendencia de vestir extra abrigo para la ciudad en la cual vivimos, a la final termina cargando la chaqueta por todo el camino, pero ni modo fue su decisión, y no es para tanto.

2.- El desorden en sus dormitorios. Esta es una batalla, que no necesariamente tiene que ser cada día, aprendí que con el tiempo un recordatorio aquí y allá vas más lejos que mis quejas diarias.

3.- La tarea escolar, es algo que un año decidí dejarla en su propio ritmo y obvio se atrasó casi no tuvo vacaciones de verano, de ahí nunca tuve que discutir en cuanto a su responsabilidad en la escuela, ahora ella organiza sus horarios de estudio y siempre está al día con la escuela, si seguía batallando cada día, no creo que ella hubiese aprendido esta importante lección.

4.- Dormir hasta el mediodía, especialmente si es fin de semana y no hay planes familiares, por qué no. Y hay que recordar que su reloj biológico ha cambiado a esta edad, lo que les hace estar despiertos hasta media noche a veces más, pero piensa que, en un par de años, estarán ya en la Universidad y/o con trabajo, teniendo vida de adultos con obligaciones mayores que las de ahora y su tiempo de descansar será otra historia. De alguna manera esto es su escape a todo lo que pasa alrededor de sus vidas, más adelante eso se perderá de sus vidas por completo.

5. Si van a desayunar o no. Ok ellos pueden estar en cargo de su desayunar y su decisión de qué desayunar también.

Si tienes un hijo o hija pasando la adolescencia, ¿¿Cuál sería una batalla que le dejarías ganar??

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: